Tarde para la cita - ¿Por qué las niñas siempre llegan tarde y qué debe hacer usted?

Tarde para la cita - ¿Por qué las niñas siempre llegan tarde y qué debe hacer usted?

Si hay algo que te garantiza que arruinará esa ocasión especial que tanto esperabas, es echar un vistazo a tu reloj o teléfono como cuando te encuentras solo en el punto de encuentro. ¿Qué pasa con los retrasos? ¿Cómo debe reaccionar cuando alguien parece haberle abandonado temporalmente?

¿Qué puedes hacer con los retrasos?

Debido a la ley de los promedios, alguien que llega tarde a una cita es una situación que usted puede haber experimentado en algún momento. Cuando esto sucede, es probable que la persona sola en el lugar de reunión pase por varias etapas. Inicialmente, habrá un grado de aprensión. Cuanto mayor sea el tiempo de espera, esto aumentará y se convertirá en una espiral de varias emociones: frustración, vergüenza (alguien solo en un bar o restaurante junto a un asiento vacío y consultando con frecuencia el tiempo atraerá miradas comprensivas de las parejas felizmente encerradas que los rodean), preocupación (¿tal vez ha habido alguna emergencia?) e, inevitablemente, ira.

¿Por qué deberían tus sentimientos degenerar en furia al ser abandonados de esta manera? Es natural que se moleste por la falta de tacto que percibe otra persona. Una de las razones por las que los amantes de las citas modernas sienten resentimiento ante un"no show" se debe a la forma en que nos mantenemos en contacto. Érase una vez, grupos de amigos o parejas acordaban presentarse en un bar a cierta hora. Cualquier número de razones podían retrasar sus horarios: problemas durante el viaje, disfunciones en el vestuario, problemas de salud, todo lo cual podía haber obstaculizado su cronometraje, pero que fueron aceptados con facilidad. Hoy en día, la comunicación es instantánea. La gente puede notificar a otros de sus movimientos exactos - y horas de llegada - simplemente tocando sus dispositivos móviles.

¿Cómo se debe tratar a un recién llegado?

Aunque se sienta frustrado, el mejor consejo es que mantenga la calma. Si estás sentado en un bar, avergonzado de sobresalir como un pulgar dolorido, enfrentándote a textos que explican el retraso, intenta pensar objetivamente en lugar de emocionalmente. ¿La persona que le está dando razones que suenan genuinas - perfectamente plausibles tales como retrasos en la línea de metro, o que su coche haya sufrido un pinchazo en una llanta? ¿O suenan demasiado elaborados? Las campanas de alarma definitivamente deberían sonar si te envían un mensaje de texto con una historia extraña sobre el cierre de carreteras debido a una bomba de la Segunda Guerra Mundial que fue desenterrada por los trabajadores, o animales de zoológico que escaparon!

Cuando finalmente lleguen, dales el beneficio de la duda. Usted debe ser capaz de medir el grado de culpabilidad que sienten por sus disculpas. Si los aspectos de su excusa varían, o simplemente aparecen blasfemados por haberte causado alguna incomodidad, estarías en tu derecho de darle la vuelta a la tortilla poniendo una excusa propia y yéndote.

¿Y si tú eres el último en llegar? Puede ser que hayas aceptado ir a un bar de una parte de la ciudad con la que no estás familiarizado, y subestimes por completo el tiempo que te llevará llegar allí. Tal vez una reunión en el trabajo va mucho más allá de la duración esperada y usted encuentra que su tiempo de preparación es limitado. Usted todavía quiere lucir lo mejor posible para la cita, pero ahora se da cuenta de que su pareja se va a quedar en un estado alto y seco durante 15-20 minutos.

Nunca esperes a la reunión cara a cara para pedir disculpas. Sea lo que sea que haya hecho descarrilar su itinerario, el factor crucial es mantener a la otra parte evaluada. En el momento en que se haga evidente que ni siquiera vas a llegar a la fecha límite revisada, deja caer otro texto. Siempre dé detalles precisos del evento inesperado y asegúrese de que su comunicación contiene disculpas efusivas (inyectadas con emojis de corazón para subrayar lo contrito que se siente.) Pedirle a su pareja que ordene una bebida para usted es una forma de confirmar el hecho de que usted está definitivamente en camino, y que no están a punto de ser plantados.

Razones comunes por las que las niñas siempre llegan tarde

Aunque nadie debería llegar tarde a una cita sin una excusa válida, es ligeramente diferente para las mujeres, ya que normalmente (pero no necesariamente siempre) tardan más en prepararse para cualquier tipo de ocasión. Donde los hombres típicamente salen de su atuendo de trabajo, arrebatan su camisa favorita del guardarropa, se ponen jeans y zapatillas inteligentes, y sienten que están listos para ir, las mujeres raramente actúan con tanta imprudencia. Pasarán algún tiempo en su espejo, maquillando con toda la atención al detalle de un retratista, antes de seleccionar varios trajes posibles para llevar, probando diferentes combinaciones. En muchos casos, verán esto como una justificación suficiente para llegar un poco tarde. Si su pareja tiene la audacia de cuestionar esto, la respuesta será, `deberías sentirte halagado de que me tomé mi tiempo para lucir lo mejor posible para ti'.

Otra razón por la que las niñas pueden añadir conscientemente de 10 a 15 minutos a la hora designada para la reunión se debe a la antigua etiqueta social. En generaciones anteriores, pocas mujeres tenían la audacia de entrar solas en un bar. En el mejor de los casos, las cejas se levantarían. En el peor de los casos, la clientela masculina especularía que este exhibicionista descarado era probablemente una prostituta. Nadie llegaría a estas conclusiones hoy en día, pero muchas niñas todavía se sienten incómodas de sentarse solas en bares o clubes sociales. Preferirían retrasar su entrada para asegurarse de que su escolta fuera la primera.

.

Algunas hembras se preguntan por qué mi novio siempre llega tarde. En cuanto a las cuestiones laborales, los asuntos familiares, hay muchas posibilidades de que no sean puntuales. Si no hay textos de advertencia, entonces tendrá que considerar las posibilidades menos favorables. La tardanza podría ser fácilmente una indicación de apatía. Ya no sienten la necesidad de comprometerse con la relación con el mismo vigor que alguna vez mostraron. Si esta es la primera cita, claramente están pensando en lo entusiasmados que están de conocerte mejor. Tal vez no te estén mirando románticamente en absoluto. Te encuentras en la zona de amigos, y es probable que los hombres sean un poco más laxos con sus compañeros que un amante.

La tardanza como un juego mental

Independientemente de dónde se haya organizado la reunión, si un hombre ha concertado una cita para correr con una chica, un paseo por su parque local o una mesa para dos personas en un restaurante, existe otra posible razón para el retraso de una pareja que, aunque tan irritante como cualquier otra, tendrá consecuencias más gratificantes a largo plazo. Podría ser el caso de que a esta hembra le gustes tanto, que está jugando algunos juegos mentales para determinar si te sientes de la misma manera.

Así que en lugar de presentarse mansamente en el tiempo asignado para una serie de reuniones directas, ella está jugando contigo, apretando tus botones, midiendo si vas a salir corriendo hacia el atardecer como un colegial asustado, o si vas a corresponder con algún comportamiento igualmente provocativo de tu parte. Cuando finalmente se digna a aparecer, podría parecer que no se arrepiente. El problema con este tipo de acción es que es tan sutil, y para el ojo inexperto, muy difícil de diferenciar de la grosería. El regalo será su lenguaje corporal. Puede parecer que se encoge de hombros con indiferencia, pero también estará rezumando un encanto malvado y seductor. Si te invitan a volver a su casa al final de tu cita, es probable que tengas una noche memorable.

Conclusión - lo que dice sobre ti el retraso

Obviamente, hay muchas justificaciones legítimas para el retraso. Sea lo que sea, y asumiendo que están estrictamente fuera de su control, es imperativo mantener a su pareja informada sobre estos temas, junto con una aproximación de cuánto tiempo va a estar exactamente.

Podría haber otras razones. Una persona puede exhibir repetidamente una mala medición del tiempo simplemente porque es un"cerebro disperso". Tal vez hay luchas más profundas, tales como problemas con el alcohol, las drogas, las deudas, los problemas en el trabajo, las preocupaciones familiares o un ex problemático que todavía está en la escena?

La conclusión es que un retraso persistente es inaceptable y debe ser superado. Es francamente grosero dejar a alguien solo por un tiempo cuando no se ha logrado el mismo grado de compromiso. Nunca acepte simplemente la tardanza como un aspecto del carácter de alguien, como la malhumorada a primera hora de la mañana o el sentido del humor. Aparte de los juegos mentales mencionados anteriormente, el llegar tarde a las citas debe ser realmente abordado. Si es un síntoma que revela un grado de inseguridad, discutanlo entre ustedes.

Junto con cualquier otro aspecto de las citas, la falta de cronometraje debe ser un tema de discusión. Si está dando lugar a discusiones o desconfianza, es imprescindible sacarla a la luz. Y no más adelante. Más pronto que tarde. En otras palabras, puntualmente.