Gestos que enamoran | La psicología de la atracción 2

Gestos que enamoran | La psicología de la atracción 2
.

¿Te gustaría atraer las miradas deese chico o esa chica que tanto te gusta? ¿Quieres caerle bien a cualquier cliente? O, tal vez, ¿resultar simpático en una negociación? Pues hoy vas a aprendermás trucos para conseguirlo. En el vídeo anterior estuvimos viendo la diferencia entre el atractivo físico y emocional. Como obviamente no podemoscambiar el físico que tenemos lo que sí podemos hacer esdespertar un atractivo emocional. De hecho, el emocionales el tipo de atractivo más interesante porque es el más profundoy el más duradero. En este vídeo vamos a seguir viendo mástrucos para conseguir ese atractivo emocional. Y antes me gustaría añadir algo que,leyendo algunos comentarios del vídeo anterior, creo que algunos no entendieron del todo. Y es algo crucial,es casi lo más importante, para que puedas aplicartodos estos trucos. En ese vídeo dije que el mejor consejopara despertar atractivo en otra persona en otra persona es ser tú mismo/a,¡claro que sí! ¿A qué vienen todoslos demás consejos entonces? ¿Para qué te sirven? Por muy tú mismo/a que seas, vivimos en un mundo en el que hay cientosde miles de posibilidades de conocer gente. Y normalmente vamos con prisa así que muchas veces se hacerealmente difícil atravesar esa barrera y destacar entre la multitud. Entonces, con los trucos del vídeo anteriory con los que te voy a explicar hoy vas a conseguir llamar la atenciónde esa persona que te gusta para que se fijeespecialmente en ti. Tu labor, por supuesto, es seguir siendotú mismo/a y tener confianza en ti. Nunca finjas ser otra persona,porque a la larga, cuando te vayan conociendo,la verdad saldrá a la luz. Perdonad, sé que la mayoríalo entendísteis perfectamente, pero es que había cada comentario... Que quería hacer esta aclaraciónpor si quedaba alguna duda. Ya que, como te digo, es muy importante que entiendas esta diferenciapara que los trucos sean realmente efectivos. En primer lugar ¡sonríe! Las personas quesonríen nos resultan muchísimo más agradables. Imagina que te acercas a dos mostradorespara hacer una consulta: En uno hay una persona sonriendo. Y en el otro alguiencon cara de pocos amigos. ¿Cuál crees que vas a escoger? Confiamos en las personas que sonríen porquehemos aprendido a hacerlo incluso desde niños. En 1960 diseñaronel siguiente experimento con bebés: Los situaban en una superficie muy altabajo la que había un precipicio visual. Es decir, que,obviamente por motivos de seguridad, lo que tenían delante de ellosera un pasillo de cristal transparente. Pero les daba la falsa sensación de estar justo al borde de un lugarpor el que podían caerse. En el otro extremo de ese pasillo de cristal sus madres los llamabanpara que avanzaran hacia ellas teniendo, por tanto,que superar el miedo a caerse. Pues mira qué interesante: Sólo los bebés cuyas madressonrieron mientras los llamaban fueron capaces de avanzarpor ese pasillo transparente. Esto significa que, biológicamente,llevamos muy integrado el gesto de la sonrisa como signo de tranquilidad y seguridad. Cuando un bebé ve una sonrisa,interpreta el mensaje de que no hay peligro. Y es un efecto que tambiénse ha comprobado también en adultos: las personas que sonríen proyectan una sensaciónde bienestar y confianza que resulta más atractiva. Es decir, que una persona sonriente consigue que los demás esténmás dispuestos a cooperar con ella. Y un reciente estudio de neuroimagen explicó por qué las caras sonrientesnos resultan mucho más atractivas: Cuando vemos una sonrisa,en nuestro cerebro se activan varios procesosque segregan endorfinas. Por si no lo sabías, las endorfinas son los neurotransmisoresque segregamos en momentos de alto placer, como por ejemplo un orgasmo. Así que, como sabes,nos producen una gran sensación de bienestar. Por supuesto no vas a tener un orgasmo cadavez que veas a alguien sonriendo, no es tan grande la descargade endorfinas en ese momento. Lo que sí vas a recibircuando veas a alguien sonriendo es una sensación muy placenteraque hará que esa persona te resulte más atractiva. ¿Y cómo puedes sonreír de manera natural? Aunque no podamos fingir totalmenteesta sonrisa espontánea, algunos estudios sugieren que a base de haber tenido que forzarmuchas sonrisas en nuestra vida, no lo hacemos tan mal. Y al parecer, nuestra sonrisa fingidatiene un resultado muy similar al de una sonrisagenuina y sincera. De manera que,si no te sale una sonrisa natural, no te preocupes porque fingirla seguirá teniendoun resultado mejor que quedarte serio. De todas formas te voy a decirun pequeño truco muy sencillo: Puesto que tu sonrisa más atractivaes la que tu cerebro produce espontáneamente: Cuando quieras sonreír para gustarle a alguien: ¡Piensa en algo que te haga sonreír! Y siempre hay algún motivo, ¡especialmente si estásjunto a la persona que te gusta! Como te estoy enseñando,los diferentes estudios demuestran que nos atraen las personas quenos transmiten tranquilidad y seguridad. ¿Te imaginas en una cita hablando con alguienque está moviéndose nerviosamente? ¿Con los brazos cerrados,mirándote de reojo…? Por mucho que te gustara... Seguro que eso le va a perjudicar un pocoen la opinión que vas a tener de él. Y, recordando lo que decía al principio:lo mejor que puedes hacer es ser tú mismo/a, porque además en este punto,te dará una gran tranquilidad que demostrarás con tus gestos corporalesy con tu lenguaje no verbal. Así que si quieres la vía rápida:Simplemente confía en quien eres. Permanece tranquilamentemostrando tu personalidad. Pero, también te puede pasarque tienes tantos nervios que te cuesta muchísimopermanecer tranquilo o tranquila. Entonces, te recomiendoel siguiente lenguaje no verbal: En primer lugar,mantén un contacto visual suave. Esto significa que la mayor parte del tiempomires directamente a sus ojos. Pero tienes que hacerlo suavemente,sin mantener fija la mirada en sus ojos y sin apartarla ni un solo momento,¡no me seas psicópata! Procura que tus músculos estén relajados. Y esto no significa que estén completamente sueltos y laxos, sino que no muestres una excesiva tensiónen tu postura y en tus movimientos. Lo cual nos lleva a queno te cierres con brazos y piernas y a que hagas gestosabiertos y suaves. Lo opuesto serían gestos nerviosos,rápidos, angulosos, es decir, los gestos típicos que haceuna persona cuando está nerviosa e insegura. Si adoptas este lenguaje no verbal transmitirás una sensación de sinceridady tranquilidad que resulta muy atractiva. Y además, fíjate: hay una interesante correlación cuerpo-mente: no es sólo que cuando estás tranquilo tu cuerpoadopta una postura y gestos tranquilos. Se ha descubierto que tambiénfunciona a la inversa, es decir, que si adoptasuna postura y gestos tranquilos, tu mente acaba calmándose también. Así que adoptar este lenguaje no verbalte va a servir no sólo para proyectar esa sensación en la otra persona, sino también para estartú mismo o tú misma más tranquilo. Y ahora vamos a hablar del contacto físico. Es algo que va a depender mucho del país, la persona, vuestra relación, el contexto… Pero, en general,un poco de contacto suave puede contribuir a aumentar profundamentela confianza que alguien tiene en ti. Siempre que no sea invasivo, nos relaja y mejora la comunicacióny empatía entre los dos. Elementos que, como hemos visto, influyen en que seas percibidocomo alguien más atractivo. Así que, por ejemplo, si estás hablandocon alguien que te gusta o alguien a quienquieres caer muy bien... Y, esto es crucial, no lo hagassi no ves esto CLARAMENTE: Si ves que esa persona estáMUY A GUSTO Y RELAJADA CONTIGO, puedes rozar de pasadasu brazo o su mano o, por ejemplo, cederle el pasoponiendo, unos segundos, suavemente tu mano en su espalda. Hazlo ABSOLUTAMENTE sin ningún tipo de pensamientoni connotación sexual. Y esto suele hacer que esa persona confíe en ti, se sienta a gusto y,por tanto, que le resultes más atractivo. Así que ten especial cuidado conni acercarte a zonas íntimas. Y también presta toda tuatención a su reacción: Si ves que le has rozadosuavemente el brazo... Soy pesado, perodéjame repetirlo una vez más: Le has rozado suavemente de pasada,en ningún caso acariciado. Pues bien, le has rozado suavemente el brazoy si pone mala cara, ¡ni se te ocurra volver a intentarlo! Si sigue como si nada o, mejor, si sonríe:¡Pues tampoco sigas! Porque no se se trata de una estrategiapara tocar a alguien. Quizás, en otro momento,más adelante, puedes hacer algo similar y de nuevo observar su reacción. Es algo que tienes que administrar muy bieny hacer con mucho respeto. Si lo haces así conseguirás aumentarenormemente vuestra comunicación. De hecho piensa lo siguiente: es algo tan inocente y tan poco sexual, que podrías hacerlo inclusoen una relación profesional o de amistad. simplemente para mejorarvuestra comunicación. Y ya resumiendo todo lo que hemos vistopara que puedas aplicarlo desde ya mismo: ¡Sonríe! Te hará parecermucho más agradable y atractivo. Si no te sale natural,esboza una sonrisa sencilla, no la exageresy tendrá un efecto similar. Puedes recurrir al trucode acordarte de algo divertido y dejar que esa sonrisa salga sola. Relájate: No sólo para causar una buena impresióny transmitir confianza, sino porque relajando tu cuerpoinfluirás sobre tu estado de ánimo y tendrás más tranquilidad. Y por último: Roza suavementea la otra persona en algún momento. Recuerda en zonas neutrasy socialmente aceptadas como la mano, el brazoo un hombro. En ningún caso se trata de acariciar o hacer que la otra persona se sienta incómodainvadiendo su espacio personal. Se trata de transmitir todo lo contrario,es decir, confianza y afecto. En el próximo vídeo veremos varios trucospara seguir aumentando tu atractivo centrándonos en qué temas puedes hablarcon la persona que te gusta para conseguirlo. Si no quieres perdértelo¡te invito a suscribirte! Hasta entonces, puedes vermás vídeos sobre el atractivo y la confianza pinchando en esta lista de reproducción. Y te veo muy prontoen el próximo vídeo.

.